El sarro negro es una sustancia compuesta por minerales que se forma a partir del sarro común, cuando se acaba endureciendo y adhiriendo a las piezas dentales.  Su aparición puede deberse a varios motivos como: la falta de higiene, el hecho de no asistir a tiempo a las consultas o revisiones programadas por el odontólogo o por una mala praxis. 

Qué es la placa bacteriana 

Para poder entender qué es el sarro, conviene explicar primero qué es la placa bacteriana. Se trata de una fina capa transparente y pegajosa, creada por una mezcla entre la saliva, alimentos y ácidos, pero sobre todo por diversos agentes nocivos vivos y/o muertos. 

La placa puede erradicarse fácilmente con un buen cepillado a través del uso complementario del hilo dental, enjuagues bucodentales, irrigadores o cualquier otro utensilio odontológico. No obstante, si no se trata a tiempo, puede acabar desarrollando en sarro dental y derivar en otros problemas más serios.

Qué es el sarro negro 

El sarro negro es una sustancia que se forma a partir del sarro común, cuando se acaba endureciendo y adhiriendo a los dientes: el color del sarro varía como consecuencia de una mala higiene dental o en función de la ubicación del sarro o a causa de unos hábitos inadecuados. Cuando el sarro dental no se elimina a tiempo, puede acumularse sobre las piezas dentales o entre ellas. 

Dónde se localiza el sarro negro

En la mayoría de los casos, al no eliminarse de forma óptima la placa tras el cepillado, se acumula en el interior de las líneas de las encías, lo que afecta a la salud del tejido periodontal. En este caso, el sarro se sitúa en la línea gingival de nuestra cavidad bucodental, lo que provoca que su proceso de propagación avance de manera rápida.

¿Por qué el sarro tiene una tonalidad oscura?

La aparición del sarro dental, como hemos comentado con anterioridad, de debe a la presencia de placa tratada de forma incorrecta y a la falta de higiene bucodental. Se identifica por una textura densa, pegajosa y de diversas tonalidades. 


La tonalidad del sarro depende de la zona en la que este se acumule, además del tiempo desde que se dio su aparición, así como de la edad del paciente. 


En cualquier caso, su tono puede variar en función de dos factores principales: 

  1. En caso de que el sarro se encuentre sobre la línea gingival, en la superficie dental inferior-frontal o en el área externa de los molares, su tonalidad puede variar de un color amarillento a tostado. 
  2. Cuando su aparición se da bajo la línea gingival, su tonalidad puede variar de marrón a verde o negro.  

Sin embargo, cabe destacar que si no se trata a tiempo, el sarro dental tiende a oscurecerse y a expandirse de fuera hacia dentro con relativa rapidez, entrando en contacto con otras sustancias que lo hacen variar en múltiples tonalidades, dependiendo del área afectada.

Causas del sarro negro

Existen varios factores por los que se puede desarrollar sarro negro en la cavidad oral: 

  • Gingivitis: suele ser la más común y la fase de inicio menos arriesgada de las patologías bucodentales. Puede causar irritación, enrojecimiento e inflamación gingival. 
  • Periodontitis: es la fase avanzada de la gingivitis en la que las bacterias acumuladas dañan los tejidos periodontales y pueden llegar a afectar al hueso dental.
  • Caries: es una patología asociada a la infección bacteriana de las piezas dentales. Suele relacionarse con una incorrecta higiene dental que no consigue eliminar  las bacterias ni los restos de comida de la cavidad oral. Cuando aparece una caries, la placa dental empieza a producir ácido y el pH de la cavidad oral disminuye, lo que propicia la aparición de sarro.
  • Halitosis: puede ser consecuencia de varios problemas como las caries o las patologías periodontales, pero en general se deben a una mala higiene oral. La acumulación de bacterias y de placa dental suelen producir mal aliento, así como la aparición de sarro negro.

H2: ¿Cómo se puede prevenir el sarro negro? 

Para poder prevenir de manera efectiva la aparición del sarro negro es fundamental mantener una óptima rutina de higiene oral que mantenga la boca libre de bacterias. Pero mantener una correcta higiene bucodental no es lo único que hace falta, también es necesario acudir a revisiones odontológicas periódicas, así como realizar limpiezas dentales profesionales de forma regular para poder eliminar la placa bacteriana de aquellas zonas de más difícil acceso. 

Para poder mantener una buena higiene bucodental recomendamos: 

  • Un correcto cepillado: después de comida y de forma suave, con un correcto dentífrico dental que no sea abrasivo. 
  • Utilizar hilo dental, enjuagues e irrigadores: te ayudarán a limpiar de forma correcta las áreas a las que el cepillo dental no llega: la zona interdental y la línea gingival. Además, el uso diario de enjuagues bucales contribuye al control de la placa, además de combatir infecciones y evitar la aparición de bacterias nocivas en la boca. 
  • Revisiones odontológicas: los especialistas serán capaces de detectar cualquier anomalía, así como de observar con antelación la acumulación de placa bacteriana o de sarro dental en sus fases iniciales. Esto es fundamental para evitar que se agrave cualquier patología.  

Consecuencias del sarro negro

​​Son muchas las patologías orales las que se asocian a la mala higiene bucal y la formación de sarro dental, pero estas son las más comunes:

  • Caries: las caries se forman por las bacterias orales que no se han removido con éxito. El sarro dental está formado por millones de bacterias, que se quedan pegadas en las piezas dentales, llevando a cabo sus procesos de destrucción. Para evitar los empastes dentales es importante que acudas al dentista o higienista oral periódicamente.
  • Enfermedades periodontales: las bacterias orales también son las responsables de las patologías de las encías, como la gingivitis y la periodontitis. Estas afecciones siguen procesos destructivos muy serios, que pueden desembocar en la pérdida de dientes.
  • Estética de la sonrisa: la estética dental también se ve afectada por los acúmulos de sarro en los dientes. La dentadura pierde su brillo natural y se forman manchas dentales de color amarillo o marrón, que resultan bastante antiestéticas.

¿Cómo se trata el sarro negro?

En la Clínica dental Vinateros podemos eliminar el sarro negro con total garantía, sin embargo, no podemos garantizar que no vuelva a aparecer. Es por este motivo que la prevención juega un papel importante, para ello debes seguir una buena rutina de higiene oral. 

Para eliminar el sarro negro es necesario someterse a una limpieza dental profesional en las que se emplean ultrasonidos que nos ayudan a eliminar el sarro que está dañando a tus dientes. 

En el caso de que haya sarro a nivel subgingival, es decir, bajo la línea de las encías, nuestros especialistas en periodoncia llevarán a cabo una limpieza dental más profunda como el raspado y alisado radicular o curetaje dental. A través de las curetas accederemos a la zona subgingival y eliminaremos el sarro negro que se acumule allí. 

Al finalizar cualquiera de las dos técnicas, se llevará a cabo un pulido dental que devolverá el brillo a tu sonrisa. 

Pide tu primera cita gratuita en la Clínica dental Vinateros en Madrid, nuestro equipo médico devolverá la salud y la estética a tu sonrisa y eliminará el sarro acumulado en tu cavidad oral. Si tienes cualquier duda consúltanos, estaremos encantados de atenderte.